jueves, 24 de julio de 2008

poema cualquiera

la mañana huele a aire
y tostadas recién hechas
en mi almohada
no queda nada
de tu olor

la tempestad arrancó las raíces
de aquellas risas, de aquella calma,
de aquellas noches bajo un cielo
de ciudad

buscaste mi nombre
en cada rincón
de tu piel dormida
buscaste mi alma

la brisa de los besos torpes
refrescó nuestro amor de paso
los zapatos quedaron sucios
de tanto barro
las miradas quedaron huecas
de tanto miedo

la memoria sostiene exhausta
todavía algunas notas
de tu voz casi temblando
con aquella canción

no estás en las fotos de la pared
y en mi almohada
no queda nada
de tu olor

podría romper a llorar
cada noche
cada mañana
y una mañana cualquiera
despertar en mi cama
medio vacía
silenciosa fría
y recordarle a mi voz embustera
que no queda nada de ti
ni de tu ausencia

te fuiste con tus secretos
y el deseo
de volver a empezar

una mañana cualquiera
de tu olor
no habrá quedado
nada
y preguntarás, como siempre,
cuál fue, entonces,
tu lugar

***

7 comentarios:

Edu dijo...

está muy bien, me suena lo que cuenta...

es tuyo?

un abrazo insomne!

Dragon de Azucar dijo...

Sigue escribiendo que lo haces bien, aunque otros digan lo contrario

Saludos

una chica cualquiera dijo...

edu: el poema es mío, sí. lo que cuenta... supongo que nos ha pasado a muchas personas... pero aún así desconcierta.

dragon de azucar: gracias. eso hago, sigo escribiendo, digan lo que digan. no sabría vivir sin escribir...

saludos y gracias por venir.

Camille Stein dijo...

parece que en las camas se reunen ausencias y presencias, como si siempre fueran testigos de los amores transcurridos

bello poema

un beso

SOMMER dijo...

Me gustan las mañanas que huelen a aire y a tostada recién hecha.

Besos

una chica cualquiera dijo...

camille: es cierto, las camas guardan muchos recuerdos y esconden tantos secretos... gracias.

sommer: a mí también me gusta ese olor. huele a nuevo día y nuevas oportunidades.

saludos y gracias por venir.

Alex Iglesias dijo...

No. No es otro mensaje de publicidad en otro idioma, es que todavía hay algunos que seguimos mirando escritos de tiempos pasados y mirando enlaces en mi blog recordé que me gustaba mucho leerte, y he acabado aquí.
Supongo que desde el 2008 habrán pasado millones de cosas, pero estas palabras que escribiste aquí, hoy me parecen tan cercanas que parece que las podría haber escrito yo. (Si supiese escribir así de bien).
Con tu permiso me las copio. Y con tu permiso también te animo a que retomes esto, se te daba muy bien.
Un beso chica cualquiera